El uso de cannabis y cannabinoides en tratar síntomas de esclerosis múltiple

esclerosis multiple
El objetivo de esta revisión de revisiones fue sintetizar los hallazgos de las revisiones sistemáticas de alta calidad que examinaron la seguridad y efectividad de los cannabinoides en la esclerosis múltiple.

El uso de cannabis para síntomas de esclerosis múltiple: Revisión sistemática de literatura

Autores Suzanne Nielsen & Rada Germanos & Megan Weier & John Pollard & Louisa Degenhardt & Wayne Hall & Nicholas Buckley & Michael Farrell / DOI:10.1007/s11910-018-0814-x

Resumen:

Propósito de la revisión:

Los cannabinoides farmacéuticos como nabiximols, nabilona y dronabinol, y los cannabinoides de origen vegetal se han investigado por su potencial terapéutico en el tratamiento de los síntomas de la esclerosis múltiple (EM). 

Esta revisión de revisiones tuvo como objetivo sintetizar los hallazgos de revisiones sistemáticas de alta calidad que examinaron la seguridad y efectividad de los cannabinoides en la esclerosis múltiple. Se examinaron los resultados de la discapacidad y la progresión de la discapacidad, el dolor, la espasticidad, la función de la vejiga, el temblor o la ataxia, la calidad de vida y los efectos adversos.

Hallazgos recientes:

Identificamos 11 revisiones sistemáticas elegibles que proporcionaron datos de 32 estudios, incluidos 10 ECA de calidad moderada a alta. Cinco revisiones concluyeron que había suficiente evidencia de que los cannabinoides pueden ser efectivos para los síntomas de dolor y / o espasticidad en la EM. Pocas revisiones informaron conclusiones sobre otros síntomas.

Conclusiones:

Las revisiones recientes de alta calidad encuentran que los cannabinoides pueden tener efectos modestos en la EM para el dolor o la espasticidad. Las investigaciones futuras deberían incluir estudios con comparadores no cannabinoides; esta es una laguna importante en la evidencia.

Introducción:

La esclerosis múltiple es una enfermedad neuroinflamatoria crónica del cerebro y del sistema nervioso central. Se caracteriza patológicamente por placas desmielinizantes tanto en materia gris como en
materia blanca, que representa la pérdida tanto de la vaina de mielina como de los oligodendrocitos de soporte. 

Si bien la remielinización puede ocurrir al principio de la historia de la enfermedad, con el tiempo el proceso inflamatorio da como resultado una pérdida neuroaxonal progresiva y un aumento de la discapacidad. El curso de la enfermedad varía en forma clínica, con contabilización de la esclerosis múltiple remitente (EMRR) para aproximadamente el 85% de los casos. 

Los variados signos y los síntomas de la esclerosis múltiple dependen del sitio de las lesiones en el cerebro y la médula espinal. Signos y síntomas comunes incluyen espasticidad, debilidad, alteraciones sensoriales, dolor espasmos, ataxia, temblor, neuritis óptica y oftalmoplejias complejas, fatiga y disfagia. 

Existe una considerable heterogeneidad en el curso de la enfermedad y sus síntomas, por lo que el tratamiento debe individualizarse para abordar los síntomas que los pacientes informan que afectan más negativamente su calidad de la vida. 

Las terapias farmacológicas actuales para la esclerosis múltiple se pueden agrupar en dos categorías: terapias sintomáticas y modificadoras de la enfermedad. Las terapias que modifican la enfermedad tienen como objetivo disminuir el número, la gravedad y la duración de las recaídas, mantener la remisión y la progresión lenta. 

Estas terapias suelen ser tratamientos inmuno-moduladores y / o inmunosupresores como interferón beta, copaxona, fingolimod, natalizumab y alemtuzumab. Terapias sintomáticas que alivian los síntomas angustiantes y / o incapacitantes de la esclerosis múltiple incluyen anticonvulsivos para el dolor neuropático, anticolinérgicos, medicamentos para la disfunción de la vejiga y la disfagia, e inyecciones de toxina botulínica para la espasticidad. El uso de estas terapias sintomáticas puede estar limitado por su toxicidad.

Informes anecdóticos de que los pacientes con esclerosis múltiple experimentan un alivio sintomático después de fumar cannabis impulsó la investigación utilizando cannabinoides para controlar los síntomas. La investigación ahora también está examinando el potencial de los cannabinoides para retrasar la progresión de la enfermedad y paliar la espasticidad y el dolor.

Publicación científica encontrado enSpringer Link.

Palabras clave: cannabidiol, Cannabis, dolor, dronabinol, esclerosis múltiple, espasticidad, nabiximols

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *