Cannabis para el tratamiento de la epilepsia

cannabis y epilepsia
Una actualización en la publicación científica sobre el cannabis para el tratamiento de la epilepsia.

Publicación por: Tyler E. Gaston & Jerzy P. Szaflarski  / Publicado el 8 de septiembre 2018 

DOI: 10.1007/s11910-018-0882-y

Resumen

Propósito: Durante milenios, ha habido interés en el uso de cannabis para el tratamiento de la epilepsia. Sin embargo, solo recientemente se han completado estudios controlados con el poder estadístico apropiado. En esta revisión, presentamos una actualización de la investigación que investiga el uso de cannabidiol (CBD), un componente no psicoactivo del cannabis, en el tratamiento de la epilepsia.

Hallazgos recientes: 

Aunque el mecanismo de acción anticonvulsiva del CBD no se ha dilucidado por completo, discutimos los datos más recientes disponibles, incluyendo su baja afinidad por los receptores endocannabinoides y la posible modulación indirecta de estos receptores mediante el bloqueo de la descomposición de la anandamida. 

Otros objetivos son la activación del potencial receptor transitorio del vanilloide tipo 1 (TRPV1), la acción antagonista en el GPR55, la orientación de los canales de sodio anormales, el bloqueo de los canales de calcio tipo T, la modulación de los receptores de adenosina, la modulación de la proteína del canal selectivo de aniones dependiente de voltaje (VDAC1) y la modulación de la liberación del factor de necrosis tumoral alfa.

También analizamos los estudios más recientes sobre diversos productos artesanales de CBD administrados en pacientes con epilepsia en EE.UU. y a nivel internacional. Aunque un alto porcentaje de pacientes en estos estudios informó de la mejora de las convulsiones, estos estudios fueron retrospectivos o se realizaron mediante una encuesta.

La dosis/preparación del CBD era desconocida o no estaba controlada en la mayoría de estos estudios. Por último, presentamos datos tanto de programas de acceso ampliado de etiqueta abierta como de ensayos aleatorios controlados con placebo (ECA) de una preparación oral altamente purificada de CBD, que fue aprobada recientemente por la FDA para el tratamiento de la epilepsia.

 En los programas de acceso ampliado, se observó una mejora significativa en la frecuencia de las convulsiones en un gran número de pacientes con varios tipos de epilepsia refractaria al tratamiento.Los ensayos aleatorios controlados con placebo han demostrado una reducción significativa de las convulsiones en comparación con el placebo en pacientes con síndrome de Dravet y síndrome de Lennox-Gastaut. 

Por último, describimos los datos disponibles sobre los efectos adversos y las interacciones farmacológicas con el CBD altamente purificado. Aunque este producto es en general bien tolerado, los efectos secundarios más comunes son la diarrea y la sedación, siendo ésta mucho más frecuente en los pacientes que toman clobazam de forma concomitante.También hubo una mayor incidencia de elevaciones de aspartato aminotransferasa y alanina aminotransferasa mientras se tomaba CBD, y muchos de los pacientes con estas anomalías también tomaban valproato concomitantemente.

El CBD tiene una clara interacción con el clobazam, aumentando significativamente los niveles de su metabolito activo N-desmetilclobazam en varios estudios; se considera que esto se debe a la inhibición del CYP2C19 por parte del CBD. Los datos de la EAP demuestran otras posibles interacciones con rufinamida, zonisamida, topiramato y eslicarbazepina. Además, hay un informe de caso que demuestra la necesidad de ajustar la dosis de warfarina con el CBD concomitante.

Conclusión:

Los conocimientos sobre la eficacia y seguridad del CBD en el tratamiento de la ERT se han ampliado considerablemente en los últimos años. Se necesitan futuros estudios controlados de diversas proporciones de CBD y THC, ya que podría haber un mayor potencial terapéutico de estos compuestos para los pacientes con epilepsia.

Abstracto traducido de «Cannabis for the treatment of epilepsy: An update» de Springer Link.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *