792
post-template-default,single,single-post,postid-792,single-format-standard,stockholm-core-1.1,select-child-theme-ver-1.2,select-theme-ver-5.1.7,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-line-through,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
Title Image

Los cannabinoides y sus efectos

Los cannabinoides y sus efectos

Por Emily Earlenbaugh, PhD
This article was originally published in English on The Cannigma, and appears here with permission.

El cannabis es una planta increíble con muchas aplicaciones medicinales diferentes. Pero, ¿se han preguntado cómo es que el cannabis medicinal nos brinda toda esta variedad de usos y efectos?
Una de las grandes razones por la que el cannabis tiene usos tan diversos es su habilidad de producir una amplia variedad de químicos. De hecho, se han identificado más de 500 químicos diferentes en el cannabis. Algunos, como los terpenos o flavonoides (responsables del sabor y aroma), se encuentran en muchas otras plantas. Por otro lado, más de 144 de estos químicos son cannabinoides – compuestos únicos del cannabis medicinal.


Seguramente ya han oído de los cannabinoides THC (que provee al cannabis con efectos psicotrópicos y medicinales) y CBD (que es alabado por sus efectos medicinales sin los efectos intoxicantes del THC). Pero hay muchísimos más cannabinoides por descubrir.


Para entender realmente cómo es que cualquier tipo de cannabis medicinal puede afectarnos, es necesario tener conocimientos básicos sobre cómo estos químicos activos interactúan entre ellos mismos y con el cuerpo.


¿Cómo interactúan los cannabinoides con el cuerpo humano?


Los cannabinoides como el THC y CBD tienen efectos increíbles. Pero, ¿cómo funcionan? Científicos que investigan el cannabis han hecho pruebas para responder a esta pregunta y encontraron un sistema en nuestro cuerpo que nadie conocía antes. Este sistema (llamado el sistema endocannabinoide o SEC) está compuesto por receptores, CB1 y CB2, que se encuentran esparcidos por todo el cuerpo humano.
Estos receptores interactúan con químicos que el cuerpo produce naturalmente, llamados endocannabinoides. Estos, incluyen químicos como el 2-AG, la anandamida, la virodhamina, entre otros.
La interacción entre los endocannabinoides y sus respectivos receptores juegan un papel crucial al mantener el balance interno u homeostasis. El SEC regula muchos aspectos importantes de nuestra salud, como por ejemplo:


– Respuesta al dolor
– Temperatura
– Sueño
– El sistema inmune
– Apetito
– Sed
– Ritmo cardiaco
– Inflamación
– Memoria
– Humor
– Control muscular
– Energía
– Presión sanguínea


De tal manera, podemos imaginarnos que es muy importante mantener este sistema en buenas condiciones.


Desafortunadamente, cuando el SEC es interrumpido o no está funcionando al máximo potencial, podríamos tener problemas. Algunos investigadores creen que una deficiencia endocannabinoide podría ser parcialmente responsable de algunas condiciones médicas que responden bien al cannabis. Desde la depresión hasta la artritis, insomnio, la enfermedad de Crohn y muchas más. Hay muchas condiciones que podrían surgir de un mal funcionamiento del SEC.


Sin embargo, los cannabinoides encontrados en esta planta (normalmente llamados fitocannabinoides para diferenciarlos de los endocannabinoides) son muy similares a aquellos que producimos naturalmente. Cuando son ingeridos, estos interactúan con los receptores CB1 y CB2, tal y como los endocannabinoides. Esto activa al SEC para que continúe manteniendo todas sus funciones clave. Cuando no producimos suficientes endocannabinoides, el uso del cannabis medicinal puede ayudar a mantener al SEC funcionando correctamente.


Efectos de los cannabinoides y sus interacciones


Existen más de 144 cannabinoides diferentes. Sin embargo, la manera en que estos se producen suele implicar una cadena de transiciones químicas de un cannabinoide al otro.


En otras palabras, algunos cannabinoides empiezan como otros cannabinoides, para luego transformarse en respuesta a condiciones como calor, luz u oxidación. Por ejemplo, el THC empieza en la planta del cannabis como CBGA, para luego transformarse en TCHA y luego en THC. Si notamos nombres similares para 2 diferentes cannabinoides, son probablemente parte de la misma cadena de transformaciones.


Estos cambios pueden ser sutiles cuando se trata de la estructura química, pero pueden causar diferencias grandes al usarse como medicina para pacientes. A medida que los cannabinoides se transforman, su nivel de psicoactividad y sus usos medicinales específicos pueden cambiar.


Estos cannabinoides no actúan de manera similar, y diferentes cannabinoides pueden activar el sistema en una variedad de formas.


Para hacer las cosas más complicadas, los efectos de los cannabinoides pueden cambiar dependiendo de otros cannabinoides, terpenos o flavonoides que se encuentren en aquella variedad específica de cannabis. A esto lo llamamos el efecto séquito y quiere decir que los químicos encontrados en el cannabis actúan de manera sinérgica para crear diferentes efectos que no podrían provocar cada uno individualmente.


Por ejemplo, el THC tiene efectos energizantes cuando se toma solo, pero combinado con el terpeno mirceno, la mezcla tiene un efecto, más bien, sedativo. Por otro lado, si le agregamos THCV a esa combinación, esta volvería a tener el efecto energizante. Esto es el efecto séquito.


Con tantos químicos, las combinaciones potenciales del cannabis son casi infinitas, razón por la cual hay tantas variedades diferentes de la misma. Cada variedad tiene una mezcla única de estos químicos, y algunas veces podrían tener efectos sorprendentes.


Entendiendo a los cannabinoides principales


¿Listos para aprender sobre los diferentes cannabinoides? Estos son algunos de los más populares y estudiados hasta el momento:


THC


Es el que suele llevarse la mayor atención pues es el más abundante en la planta, y es el que causa los efectos psicoactivos por la que es conocida. Es también reconocido por sus fuertes efectos medicinales, que continúan siendo usados por pacientes alrededor del mundo.


¿Cómo lo usamos y en qué nos ayuda? Un uso común del THC es el alivio del dolor. De hecho, el dolor es la razón más común de uso del cannabis, y el THC juega un rol importante en esto. Mientras que otros cannabinoides también ofrecen alivio del dolor, algunos estudios muestran que el THC tiene el nivel más alto de alivio, en comparación, por ejemplo, con el CBD.


Otros encuentran al THC de mucha ayuda para levantar el ánimo. Algunos estudios muestran que el THC actúa de manera muy similar a un antidepresivo, levantando un humor deprimido y calmando la ansiedad.


Adicionalmente, el THC ha demostrado que ayuda con problemas como náuseas, espasmos musculares, desórdenes del sueño, entre otras condiciones. También, tiene efectos antiinflamatorios, neuroprotectores y antioxidantes poderosos. Además, puede cambiar el metabolismo para prevenir el aumento de peso.


Por supuesto que, para algunos, los efectos psicotrópicos del THC son un gran factor disuasorio para su uso. Efectos secundarios, como confusión mental, pérdida de memoria de corto plazo, cambios en la percepción del tiempo, incremento del ritmo cardiaco, coordinación disminuida y ansiedad pueden generar un experiencia incómoda para algunos. Aun así, estos efectos no aparecen en todos y pueden disminuir a medida que generamos tolerancia. Para muchos, los efectos secundarios pueden ser mejorados al combinar THC con otros cannabinoides y terpenos.


CBD


El CBD es otro cannabinoide común, que ha ganado mucha popularidad en los últimos años como el “cannabinoide no psicoactivo”. A pesar de esto, resulta que el CBD sí es psicoactivo, porque puede alterar el humor al aliviar la ansiedad y depresión. Pero no tiene los mismos efectos desorientadores del THC, mencionados previamente. Las personas que usan CBD suelen reportar que su mente se siente y funciona normalmente.


Este poderoso cannabinoide es capaz de ayudar a aliviar muchas condiciones. Se usa el dolor, inflamación y ansiedad.


Adicionalmente, la OMS ha reportado que el CBD puede tratar la epilepsia, el mal de Alzheimer, cáncer, psicosis, el mal de Parkinson, y otras condiciones serias. Además, concluyen que el CBD es excepcionalmente seguro de usar, teniendo ningún efecto secundario o potencial de adicción.


THCV


Este cannabinoide, muy popular también, tiene mucho en común con el THC, con una estructura química y perfil de efectos ligeramente diferentes.


Conocido por sus efectos relajantes, eufóricos y energizantes, el THCV ha mostrado que funciona para tratar la ansiedad, y quizás podría revertir los efectos inductores de ansiedad del THC cuando se usan juntos. Asimismo, puede ayudar a la pérdida de peso, reduciendo el apetito y mejorando el metabolismo, y como un tratamiento contra la diabetes, al ayudar con el control de azúcar en la sangre y producción de insulina. También, ayuda a promover el crecimiento de células óseas y prevenir el debilitamiento de los huesos, incluso actuando como un neuroprotector en condiciones como el mal de Parkinson.


CBDV


Para los fanáticos del CBD, podríamos tener efectos muy similares con el CBDV. Este compuesto tiene una estructura similar al CBD, y tampoco causa grandes cambios en las percepciones y la habilidad de funcionar normalmente. A pesar de que no hay mucha literatura sobre este, hay algunas investigaciones que nos dan indicios de sus usos potenciales.


Se usa como anticonvulsivo para aquellos que sufren de condiciones como epilepsia. Un estudio encontró que los pacientes tratados con CBDV presentan una disminución en sus convulsiones, y GW Pharmaceuticals está desarrollando estudios clínicos para una droga basada en CBDV.


Además, podría tener un efecto positivo para el alivio de náuseas. Un estudio mostró que alivia síntomas de náusea en ratas.


CBG


El CBD es un cannabinoide común encontrado en plantas de cannabis y cáñamo. No tiene efectos psicoactivos, así que es adecuado para personas que buscan evitar este aspecto del tratamiento.
A pesar de esto, este cannabinoide viene con una gran variedad de efectos terapéuticos.


Se ha demostrado que el CBG es efectivo para el alivio del dolor y la inflamación. Actúa como un neuroprotector contra la degeneración en condiciones como el mal de Huntington y promueve la neurogénesis (la regeneración de células cerebrales). Incluso, hay indicios de que podría combatir el cáncer colorrectal, de próstata y de boca.


Puede ayudar a reducir la presión intraocular del glaucoma, actúa como un agente antibacterial contra variedades bacterianas resistentes como el MRSA, ayuda a aliviar la psoriasis y otras condiciones de piel, e incluso a regular emociones como un antidepresivo.


CBGV


Este cannabinoide no psicoactivo es conocido por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, pero también cuenta con características poco comunes. Se ha demostrado que mejora las condiciones de piel seca, lo que es raro en otros cannabinoides.


El CBGV es un tratamiento potencial para el cáncer. Un estudio encontró que inhibe el crecimiento y división leucémica en células cancerígenas.


CBN


Es conocido por crearse cuando el THC se avejenta. A pesar de no sonar tan atractivo, tiene tantos beneficios que algunos prefieren un cannabis viejo porque tiene un alto contenido de CBN. Dependiendo de lo que buscamos, CBN podría ser ideal.


Aunque algunos lo consideran un sedante, realmente no lo es. Sin embargo, al ser combinado con THC, el efecto resulta ser sedativo. Esto hace que el cannabis con alto contenido de CBN y THC sea una gran opción para el insomnio.


Otros estudios muestran que el CBN estimula el apetito, alivia el glaucoma y trabaja como antibiótico.


También, podría ayudar a pacientes de ALS. En un estudio, se logró retardar el ALS en ratones usando CBN, pero aún se requiere de estudios en humanos para confirmar este uso potencial.


CBC + CBCV


El CBD es otro cannabinoide con efectos importantes. Como el CBN, el CBC es un antibiótico poderoso, ayudando con infecciones resistentes a otros tratamientos. También ayuda a aliviar el dolor, mejora el estado de ánimo y reduce la inflamación cuando se combina con THC.


Podría ayudar a proteger el cerebro de condiciones neurodegenerativas como el mal de Alzheimer. Se ha demostrado que el CBC no solo protege al cerebro, sino que lo incentiva a producir nuevas células, es áreas específicas responsables de la memoria y el aprendizaje.


El CBCV es un químico similar que algunos dicen tiene efectos muy parecidos al CBC. Desafortunadamente, no se ha desarrollado suficiente investigación para confirmar usos médicos particulares.

Esta lista de cannabinoides es solo el comienzo. Hay muchísimos más que debemos estudiar, y la investigación recién está empezando. De todos modos, esto debería darnos suficiente información para
encontrar los cannabinoides adecuados para cada uno.


Con tantas opciones diferentes, podemos aprender a encontrar los que calzan con nuestras necesidades, y evitar aquellos que no.

Escribe tu comentario aquí...

Envíanos un comentario: